viernes, noviembre 19, 2010

FÚTBOL URUGUAYO // Once Tiros del crá


Siguiendo con la impronta que le hemos dado a esta página durante Sudáfrica 2010, cada tanto resulta interesante detenerse en la historia y en la actualidad de los torneos del Continente. En este caso del fútbol uruguayo, una liga particular que presenta escenarios pintorescos, una trayectoria no exenta de conflictos y olvidos, canteras milagrosas, hombres que hablan del amor a la "reina", y dos potencias que acumularon títulos y prestigios como pocos clubes de Latinoamérica.
Peñarol y Nacional, Manyas y Bolsos, suman 68 de 78 torneos disputados desde que se iniciara la etapa profesional en 1932.

Pero una eventual comparación con Europa, más precisamente España y su Barcelonarealmadridismo, incurre en riesgos y confusiones dado que no parece pertinente la analogía. Contratos televisivos aparte, en Uruguay abundan carencias, incertidumbres y rusticismos que la alejan del orden, los millones y las pautas establecidas en España, al tiempo que sitúan el interés de su torneo local en otro terreno: en el de los esfuerzos conjuntos, las limitaciones e imponderables expresados en un siempre renovado espíritu amateur que emerge en el tumulto y resiste embates de iniciativas de modernización capaces de afectar su esencia.

Así, con solo mirar de reojo el desarrollo actual de la competencia y sus narrativas cotidianas, se advierte que el fútbol uruguayo contiene diversos atractivos, no suficientemente relevantes para las cadenas deportivas del cable en Argentina, más allá de un envío semanal de TyC Sports con los goles de la fecha y de la desubicada oferta de Direct TV para observar en vivo las alternativas de la jornada abonando un plus. Una pena, ciertamente, teniendo en cuenta la reparadora experiencia del Fútbol para Todos en nuestro país y los más de 5 millones de orientales que habitan en Argentina, gran parte de ellos condenados a ingresar al portal Roja Directa, o bien escuchar breves flashes de Radio Continental, para seguir las incidencias del torneo uruguayo.




Acorde con lo anterior, el inicio de la temporada 2010/2011 anunció novedades fuertes como los fichajes Santiago Solari y Marcelo Gallardo -entre otros- y la continuidad de Álvaro Recoba, en tanto ofrece un abanico de candidatos si se considera que a Peñarol -ultimo campéon después de 6 años- y Nacional -dirigido por Juan Ramón Carrasco-, se agregaron Defensor y Danubio, de constantes progresos y meritorias campañas, aspirantes a quedarse con el Torneo Apertura cuando restan 3 fechas. Cabe una aclaración referida a la forma de disputa del torneo. A diferencia de Argentina, el ganador del Apertura no acredita el campeonato: para lograrlo debe vencer en una semifinal posterior (a realizarse en 2011) al dueño del Clausura y, en caso de imponerse, derrotar en la final al ganador de la tabla anual (la suma de ambos torneos).

Frente a esta serie de instancias que estructuran el calendario, importa y mucho el desenlace de cada torneo. Mañana, sin ir más lejos, Defensor -líder- enfrenta en el Centenario a Peñarol, a solo dos unidades del cuadro Violeta junto con Danubio, Bella Vista y el sorprendente El Tanque Sisley, evocado en el filme Whisky, equipo ubicado en las últimas colocaciones de la tabla del descenso (se promedian dos temporadas) cuya plantilla está compuesta por algunos apellidos curiosos, de resonancias conocidas en este lado del charco: Oyarbide y Aliberti. Un escalón debajo en la clasificación del descenso figura otro club que también sugiere imágenes familiares en determinado público de la Argentina: Tacuarembó, la localidad del "Chueco Maciel", una  bellísima canción del músico Daniel Viglietti.

Sin embargo, y al margen de que Bella Vista y El Tanque seguramente darán batalla, la disputa por el torneo parecería centrarse en los 4 clubes mencionados, cada uno con fundamentos para coronarse si se repasan algunos nombres y situaciones. Además de Solari, Peñarol tiene a un histórico como Antonio Pacheco (goleador de las dos últimas temporadas, acaba de superar a Pablo Bengochea y Fernando Morena en cantidad de clásicos jugados ante Nacional, con 50 partidos), Alejandro Martinuccio -ex Nueva Chicago, de gran rendimiento con la camiseta aurinegra- y Fabián Estoyanoff, de pasado en Europa y con destacados desempeños con la camiseta manya. Nacional, lejos de conseguir el Apertura, cuenta con varios jugadores de jerarquía y da la sensación de haber priorizado la suma de puntos para la tabla anual afirmado en el liderazgo y la experiencia de Alejandro Lembo, en el oportunismo del máximo artillero del torneo, Santiago García, y en la identidad futbolística que pueda inculcarle el entrenador Carrasco en otro gran desafío de su carrera, tras la revolución que produjo en River.

Defensor y Danubio, los que pelean con los grandes, parecen bien posicionados. Los primeros por la propuesta generosa  y muy interesante de su entrenador, Pablo Repetto, quien eligió intérpretes adecuados para plasmar un esquema agresivo y muy redituable hasta aquí en los números, mientras que Danubio viene batallando con un equipo compacto, avalado por una historia que le deparó 3 títulos, uno menos que el conjunto del Parque Luis Franzini.

En suma, se trata de un torneo con matices, a veces cambiante y con vencedores que suelen ser los mismos. Pero aquí cobra especial sentido el contexto, el amor profundo con solo fijar la mirada y alentar y sufrir por once cracks reales o imaginarios. Los adversos suelos de un terreno que recuerda al potrero y a lo imperfecto de este deporte. Eso es, quizás, lo más interesante de un campeonato con repercusiones mínimas.

P.P.

1 comentario:

tomeu dijo...

Buenas,

He tenido el agrado de visitar su Web, con lo que debo felicitarle por el trabajo que has hecho, creando un buen blog sobre futbol Sudamericano.

Decirte que voy a ir siguiendo el blog ya que me ha parecido muy interesante. Por otro lado, aprovechar para presentarte mi blog: http://www.doctorapuestas.com/

Agradecería mucho poder aparecer en tu sección de enlaces. En el caso de tener ese privilegio podrías enlazarme de la siguiente forma:
Titulo del enlace: Apuestas deportivas
Url: http://www.doctorapuestas.com/

Por mi parte, no tendré ningún problema en enlazarte de la forma que me digas.
Quedo a la espera de su grata respuesta, a través el correo electrónico: administrador@doctorapuestas.com

Saludos Cordiales,
Tomeu