martes, septiembre 27, 2005

Tenis y otras yerbas

Teniendo en cuenta que el juego ya es el boom del invierno, primavera, ¿verano?, van algunas propuestas que se debatirán a su debido tiempo en la mesa de comisión directiva. Éstas son:
-La apertura a nuevos integrantes que alimenten el juego y, sobre todo, las apuestas. Aquí van algunas sugerencias de acuerdo a la afinidad ideológica-deportiva de los actuales pozistas:
Juampi (un ex Agrupación Mariátegui, devoto del Sub y el contrapoder. Hincha de River, mejor tipo)
Eduardo Aguirre, el "chueco" (Bostero, cinéfilo y cumbiero, pragmático y resultadista)
Gabriel Bonetto (¿se acuerdan?, el Maradona de voz ronca, hincha del bicho y lírico de siempre. Compartió con quien escribe innumerables cafés, cervezas y pizzas observando el codificado de los viernes, rateándose de la facultad, allá por los años 97 y 98.
El otro punto a tratar se vincula con las apuestas, tomando un planteo de JS. La idea es la siguiente: el ganador de la fecha recibirá 10$ por fecha (5 x jugador), 20$ por ganar el mes (10 x jugador) y 40 $ por ganar el juego (20 x jugador).
Comentario (extra)
Quedaron pendientes algunos temitas que exceden el fútbol. No importa, esto es una tribuna abierta y acá no se censura (Rolandos Grañas, abstenerse).
Tenis Post: Se entiende porque el tenis no será nunca popular por más que tenga 10 tops ten y sean todos argentinos. No hay grietas para pensar en nada colectivo, el lucro gana por goleada. Los partidos fueron verdaderos bodrios, sin puntos para el asombro y hazañas para destacar. Intuyo -y quizás me equivoque- que en ningún barrio popular se identifican con Coria, Gaudio, Puerta o Cañas. Los ven como chetos, no los representan, como tampoco el tenis puede -más allá de la derrota o victoria ante los eslovacos- llenar de felicidad a alguien. Las victorias de Nalbandián y Coria son simplemente eso: victorias de Nalbandían y Coria. El tenis es preso de su elitismo: nunca es la alegría de muchos sino la felicidad de unos pocos, casi siempre platudos desalmados.
Elecciones 2005: llegó la hora de votar, ¿saben a quién? Solo quería reflexionar sobre dos tipos que pude conocer personalmente. Ellos son: Rafael Bielsa y Abel Fatala, ambos candidatos oficialistas. El primero nos recibió, como a cualquier medio, en ocasión de un reportaje para la revista La montaña (JW Cooke). La charla duró lo mismo que a colegas de los grandes medios, lo cual prueba la entereza, honestidad y coherencia de la familia Bielsa.
El otro, un personaje, tuvo una humildad infrecuente para con nosotros; un medio ignoto, de una agrupación ignota que le iba a romper las pelotas con preguntas pelotudas. En realidad, pienso, cumplió con lo que debe hacer: respetar la función pública para la cual fue elegido. Pasa que ahora que estamos en conflicto por el pase a planta permanente, los tipos que están en la legislatura -todos, de izquierda a derecha sin escalas- son unos reverendos turros que no te dan bola, muchos no van siquiera a laburar. Por eso, a la distancia, valen los gestos de Bielsa y Fatala. Claro que sí.
hasta la próxima

2 comentarios:

mandyalexander25936539 dijo...

i thought your blog was cool and i think you may like this cool Website. now just Click Here

Gaby dijo...

Provitilo!!! como anda?
Me alegra enormemente servirte de inspiracion en materia ideológica-futbolistica. No entendi lo de las apuestas pero yo le pondria unos pesos al equipo de Pipo Gorosito.
un abrazo grande
El maradona de voz ronca