martes, marzo 03, 2009

JPV: nada en la nada


Reconocido por sus origanalísimas creaciones y sindicado como modelo en las academias de periodismo deportivo, el tipo creyó denunciar los males del fútbol y combatir al capital en Fútbol de Primera y el diario La Nación. Vive pensando que es distinto y se sabe genial: para comunicar con perspicacia lo que todos vemos o para iluminar ese mensaje que escamotean las imágenes. Existe una certeza que sus detractores sabrán admitir: es indudable que JPV sobresale en el medio periodístico deportivo. Porque es fácil destacarse entre Godoys, Buscalias y Triginis, y porque el tipo le agrega un dato nuevo al lugar común, un matiz a la obviedad, un contrapunto al sentido común.
Insistimos: no es que Varsky sea bueno, ocurre que el ex VCC exprime los beneficios de un medio opaco, propenso a imbecilidades de todo tipo y en el cual la pregunta y -sobre todo- la repregunta, como bien observa la periodista Sandra Russo, no corren más.("Fueron una máquina", "Ganaron", "Parecía que se les complicaba y sacaron ese fuego sagrado para ganarlo").
No termino este post sin pronunciarme sobre el tema que nos concierne: me tiene podrido este gordo boludo que se cree glorioso y subestima la inteligencia del público.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

La verdad no comparto para nada. JPV es un tipo muy inteligente y muy capaz. Obvio que ayuda que en el medio haya tanto boludo inoperante suelto con cámara. Pero se destaca por virtudes propias. Si se la cree o no no me interesa, me interesa que sepa dar una buena opinión sobre el tema que se exhibe. Además, en absoluto me siento subestimado ... Por mi, genial que en los medios haya alguien que sepa de deportes más que yo o más que la media de la gente.

Pablo Provitilo dijo...

Correcto, anónimo. Por eso separé el análisis de mi opinión personal.

mis respetos

Speranzadt dijo...

Coincido en gran parte con lo que decís. Para los que lo vimos en VCC nos sentíamos muy identificados, definitivamente creó un estilo (aplaudir una jugada, los apodos con mayor originalidad, nombrar a los jugadores según el idioma que le corresponda, etc.). Pero de un tiempo a esta parte se ha convertido en un idiota exagerado. Que entiende el juego no hay dudas, pero cada vez lo ve peor. Se equivoca en los análisis, termina en el simplismo psicológico y no le agrega nada a lo que ya venía haciendo. Mismo camino está transitando Pasini (entiende perfecto el juego, pero le erra en el análisis y termina siendo categórico con pelotudeces).

La Caldera del Diablo dijo...

Pablo: comparto el análisis, y por favor, una mención aparte se merece Héctor Gallo, "el hombre que nunca pregunta". Préstenle atención, es el rey de los puntos suspensivos: "Fulano, ganaron bien...", "Mengano, tu gol fue importante...", "Zultano, tres puntos importantes..."
un abrazo

Emiliano

carnavalito dijo...

¿Te sentís subestimado por Varsky? Dejá de escucharlo. Es lo bueno de esto de los medios.

No pasa lo mismo con los padres, que son para toda la vida, y demandan catarsis para poder sobrellevar la frustración.-

Anónimo dijo...

Un excelente periodista que se gano el respeto de los pelotudos que repiten lo que dice la gordita niembro, por por poner un ejemplo.No llego a futbol de primera de casualidad, sus conceptos tan claros y con ese toque de humor lo llevaron hasta alli. Ademas leo su columna en La Nacion y dice muchas verdades que otros prefieren callar por miedo al apriete. Un abrazo a la distancia, soy de tres arroyos, muy bueno el blog.