jueves, diciembre 18, 2008

El club es nuestro II


La victoria opositora en los comicios celebrados en Ñuls configura, indudablemente, una de las grandes noticias del 2008. Para los leprosos y para los neutrales. Varios factores tornaron especial la reciente elección. Uno de ellos es que hinchas y simpatizantes rojinegros volvieron a las urnas tras 14 años, algo inédito en la vida institucional y deportiva del club. Entre 1994 y 2008, sin ir más lejos, la entidad rosarina padeció un largo y tortuoso período producto de la gestión de Eduardo López, el dirigente que acercó a la barra y al célebre Pimpi, devastó las divisiones juveniles, agredió a dirigentes y asociados que no comulgaban con su conducción, desvió fondos que eran patrimonio del club, etc. El testimonio que aporta un reonocido analista -y que conoce a fondo la interna de Ñuls-, ilustra cómo convivían Rosario y López. "Fue un triunfo histórico cuyas consecuencias son muy importantes para Rosario,pues este López había contaminado la ciudad. Ahora hay que ponerse a reconstruir el Club, que está destruido, endeudado y sin fondos porque López se los robó. Durante años comerció jugadores en combinacion con Macri, Aguilar, Grondona y creó una barra brava de gran predicamento en el mundo de la droga. Es una típica herencia de Menem que desde el 2003 no se pudo expulsar pese a los esfuerzos de muchos. Claro que valía mucho el apoyo de Grondona a este negro personaje. Lástima no vivir en Rosario para colaborar en el proceso de reconstrucción".
Otro ingrediente relevante, y directamente vinculado a las palabras del analista citado anteriormente, remite al surgimiento y consolidación del MOLE (Movimiento Social y Popular Leproso). Una experiencia trascendente nacida desde la rabia por un club que desaparecía y que fue sumando apoyos más allá de Rosario (por ejemplo, el sitio Sálvemos al Fútbol, que coordina Mónica Nizzardo, jugó un papel decisivo en materia informativa, envíando valiosos documentos sobre la actualidad de Ñuls). Desde esa óptica, y con distinguidas personalidades entre sus filas como los hermanos Bielsa, el periodista Eduardo Van der Kooy, viejas glorias leprosas y otros importantes nombres, el MOLE logró llegar a los asociados, organizarse pese a las hostilidades de la barra y romper el cerco informativo. A propósito, provoca justos enojos en algunos miembros del MOLE la actitud de algunos medios periodísticos locales y nacionales quienes olvidaron años de silencios cómplices, acuerdos comerciales, nulo compromiso con el oficio o, peor, otro tipo de compromiso. Sugerimos al respecto el libro "Rosario: Ciudad goleada", de Carlos Del Frade.
Sumado a ello, se añaden datos respecto a cómo Ñuls intenta reconstruir el club. Nuevo entrenador, de movida, y nuevos nombres en el interior de la institución. Preguntas: ¿Gamboa suma a la causa? ¿Su negativa a continuar en el cargo de entrenador se condice con ser "un producto puro de Ñuls", como lo promocionaron hace algunos meses.¿No es sugestivo que uno de los nombres que fue a buscar la conducción saliente sea Cabrero? (diario La Capital, 18/12) ¿No simboliza Cabrero una manera, una mentalidad, de pensar y pensarse en el fútbol?
Finalizada la contienda electoral, y empezando a conocer la magnitud del daño material y social que dejó López, merece Ñuls otro destino. Para eso trabajó a destajo una porción significativa de sus hinchas: para revertir una historia de espantos, adueñarse de un club que es de los socios o no será nada, y confirmar que en el fútbol, contrariamente a signos recurrentes, no todo está podrido.

2 comentarios:

Pato dijo...

Buen post, aunque para mi gusto un poco largo.
Saludos!

Bocha dijo...

Hola que tal

Soy Bocha, creador del blog ABRAN CANCHA. Estoy muy interesado en tener un intercambio de links con tu blog, la verdad que me ha gustado mucho y seria un honor tenerlo entre mis enlaces. Un abrazo grande y te espero por…

www.abran-cancha.blogspot.com/